Actividades

Aquí contamos las distintas actividades, presentadas en ocho bloques. Y la programación concreta para cada semana se refleja en los planes de cada curso y llega a los socios y familias a través de las redes sociales del club.

1. Estudio

Estudiar es aprender. Y estudiar bien es aprender con orden y alegría. Esto precisamente es lo que facilita la actividad de estudio del club: un contexto y una atención personalizada que hacen posible que cada uno de los que participa fortalezca su voluntad; valore el esfuerzo diario y constante; y el trabajo bien terminado por cariño a su familia y a los demás.

La constancia, el valor del silencio, la concentración, el orden, la puntualidad, el afán de superar las dificultades, la ilusión por terminar una tarea bien hecha, forjan buenos estudiantes, chicos llenos de virtudes y gran personalidad.

Esta es la actividad más valorada por los socios porque mejoran su actitud hacia el trabajo; porque empiezan a organizar bien su tiempo y esfuerzo; a evaluar el propio rendimiento de las horas de estudio; a prestar atención al repaso; a valorar los criterios de evaluación de los exámenes; a trabajar en equipo y comunicar sus avances a otros; a intentar obtener las mejores calificaciones.

El club dispone de varias salas de estudio distribuidas por cursos, abiertas todos los días y fines de semana, con todas las condiciones de instalación y de silencio necesarias. Los socios que lo deseen, pueden seguir un plan de trabajo de acuerdo con su preceptor.

2. Viernes

Son actividades regulares con profesor y que se desarrollan habitualmente todos los  viernes por la tarde. Cada trimestre hay una programación de estas actividades. Entre ellas pueden estar: maquetismo, pintura, guitarra, aeromodelismo, teatro, fotografía, radio, robótica, cocina.

Nos gustan mucho porque facilitan la adquisición de habilidades y desarrollan virtudes humanas como el orden, la paciencia, la constancia, etc.

3. Naturaleza

Muchos fines de semana y en vacaciones se programan excursiones y acampadas en diversos parajes naturales que nos permiten conocer, respetar y disfrutar del entorno. Los monitores atienden a su aprovechamiento y a la seguridad de los participantes y, en muchas oportunidades, se convierten en planes familiares padres-hijos.

4. Deporte

Hay diversas actividades deportivas -fútbol, vela, pádel, tenis, etc.- a través de las cuales los socios aprenden a formar equipo, a ser constantes y a tener afán de superación.

Tenemos un equipo infantil federado (1º y 2º ESO) de fútbol sala, que participa en las distintas competiciones oficiales. Los entrenamientos son entresemana y van precedidos de un tiempo de trabajo escolar en las salas de estudio para garantizar lo importante. Los partidos de liga suelen ser los sábados por la mañana.

5. Solidaridad

Estas actividades orientan la formación que se imparte en el club hacia acciones concretas de ayuda social. Según la edad de los participantes, incluyen: jornadas de voluntariado, participación en programas de ONG, atención de discapacitados o clases de apoyo para niños en barrios marginales.

6. Vacaciones

Las vacaciones constituyen un importante intervalo en la vida académica ordinaria, un merecido descanso tras el intenso ritmo del curso. Pueden servir para mantener hábitos de laboriosidad y para la adquisición de virtudes, si se invierte el tiempo de una forma divertida y a la vez formativa. Por eso, las familias ven la necesidad de contar con actividades enriquecedoras para sus hijos durante estos meses. Y, entre ellas, ocupan un lugar muy destacado los campamentos, cursos de idiomas, meeting deportivos, campos de trabajo, actividades de solidaridad, congresos de estudiantes, etc.

La oferta de este tipo de actividades es abundante. No obstante, no todo es apuntarse a algo, sino que también es importante velar por el ambiente y la formación humana durante ese tiempo que el chico estará fuera de casa.

Desde Cora, en todos los periodos de vacaciones, facilitamos una relación de planes por edades para que los asistentes tengan la oportunidad de aprender cosas nuevas en unas óptimas condiciones, pero en un ambiente educativo que suponga una continuidad con el ambiente familiar.

7. Formación cristiana

Facilita conocer los fundamentos de la fe y sus implicaciones en la vida diaria a través de charlas y pláticas por edades. También ayudan a los socios a estar en condiciones de asumir con libertad los retos que se plantean en la sociedad actual. En esta tarea colaboran un capellán, sacerdote del Opus Dei, y los preceptores.

8. Padres

El club se inició por un grupo de familias y está pensado para la familia. Además de momentos informales de convivencia familiar (tertulias, barbacoas, excursiones, fiestas del club, etc.) organizamos reuniones, conferencias y cursos sobre temas de interés para la convivencia familiar que, al mismo tiempo, facilitan el conocimiento y amistad de unos con otros.

También proponemos algunas actividades de formación espiritual como meditaciones o días de retiro por si resultan de interés.